Life

Loading...

5 nov. 2011

El cine


Me gusta el cine. ¿A quién no? No hay forma más indomable, impredecible, imperfecta, elocuente, poética, atractiva, apasionada, valiente, sagaz, rebelde, engañosa, perdida, Hedonista, conmovedora, altisonante, mágica, hechizante, artística, grotesca y entre muchísimos otros adjetivos, poderosa, de contar una historia.
Claro, está el teatro, pero solo le puedo dar la vera verita antorcha al cine. ¿Por qué? Porque el cine es como la fotografía. Solo piénsalo por un minuto. Cuando pasa lo vez y se va con el tiempo. la fotografía captura el momento, la toma, el tiempo y el espacio. La fotografía te dice lo que la pintura te florece. ¿Como sabemos que los retratos son tal y como los pintaron? la mano, el sentimiento y el talento hace al artista, ¿como sabemos que tan bellas eran las doncellas si lo único que se conoce es como las veía el pintor? La pintura es engañosa, porque además de subjetiva es abstracta y posesiva, solo te deja ver lo que quieres ver. La fotografía, si bien no es truqueada, y me refiero no solo a los ámbitos de la edición, puede contarte todo sobre una época, de pies a cabeza, desde lugar hasta como era el desconocido "peladillo" de la foto.
Ahora, solo imagina no solo conocer el tiempo y espacio, sino tambien los sentimientos, la forma de vivir, la energía, la gente de esa época, ¡qué se yo! ¡No conozco una película que no me diga como era la población de esa época! Porque por más que le muevas y disfraces hasta en lo truqueado se ve a la población. Se ve la ignorancia, la gracia, el léxico, la imaginación. Niégame que no te dice nada la televisión sobre nuestra población, vamos te reto, porque aunque te la pongan corriente ó astuta y elocuente, se verá los intereses de los demás, ya sea del director ó de los espectadores. En el cine se transmite lo que le interesa a la población, al director, al guionista, al actor, dios mío, hasta te hace saber lo que hacía entonces el sonidista y el director en arte, en iluminación, yo que se.
Te captura por siempre un instante, imagina solo no haber conocido a McQueen, o nunca haber visto de joven y viejo a Marlon Brando. Por siempre ahí estará, la juventud y la vejez, la alegría o tristeza de entonces, la música, el arte, la cultura, la belleza, ¡la vida por Dios! Demuéstrame que el cine no te da eso. Con Chaplin se ve los intereses de los obreros, con hitchcock se ve los de los espectadores, y con el de ahora, ¡hasta puedes relacionarte con los eventos! imagínate, tan privilegiados somos nosotros, no lo notamos pero solo veélo, hace siglos la única manera de saber algo era escuchándolo por cuentos y historias, cosas que iban desde eventos hasta creencias mismas. Ahora hasta los Simpsons tratan problemas actuales, problemas que en un futuro las clases de historia verán y será comprobable su veracidad. El miedo al fin del mundo, el miedo a la crisis mundial, el enfrentamiento al mal gobierno, a la contaminación, a la muerte, todo in crescendo, desde como brotó hasta como terminó, en la comodidad de un medio de difusión masiva.
El cine es conocimiento, arte, cultura, propaganda, política, el arca de noé y la caja de pandora. es la musa más violenta y la musa más bella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario